Qué hacer antes y después de publicar post

Qué hacer tanto antes como después de publicar un post en el blog

En 2018 escribí una serie de dos posts que resultaron tener una gran acogida.

Lo hice en mi blog, en el que ahora solo publico pódcast (¿conoces ya The Conversion Show?), antes de que existiera este.

Así que aquí estoy: condensando ambos artículos en uno solo, en el que te voy a hablar de qué deberías hacer tanto antes como después de publicar un post en tu blog…  o en el blog de tus clientes.

Toma nota, que arrancamos.

Vía Giphy

5 cosas para hacer ANTES de publicar en el blog

Vamos a empezar con el antes, obviamente.

A ver qué te parecen:

#1 Pon en tu mente el objetivo del post

Si no lo tienes, deberías: un calendario editorial es primordial para que un blog vaya cumpliendo paulatinamente sus objetivos.

Recuerda que esta es una carrera de fondo y que no se trata de hacer mucho durante poco tiempo, sino una cantidad razonable de forma constante. Es lo que le gusta a Google.

Si ya lo tienes, el primer paso lógico antes de escribir es ir al calendario y consultar qué toca.

Si lo has hecho bien, deberías tener un campo que hablara del objetivo final de cada post. Puede ser posicionar palabras clave (las puedes buscar con una keyword research), derivar tráfico a otra página mediante links internos, hacer marca, captar leads o una combinación de varios de ellos.

Sea cual sea el objetivo, mételo en la cabeza y no lo abandones hasta el final.

#2 ¿Quieres posicionar? Busca en Google

Si el objetivo elegido en #1 es posicionar una palabra clave, mi recomendación es que la busques en Google y mires el contenido que sale en los 8 o 10 primeros resultados.

Esos primeros contenidos están ahí porque para Google responden más o menos bien a la intención que tenía el usuario cuando hizo esa búsqueda.

¿Tienes que copiar el planteamiento?

No necesariamente, pero sí que deberías tenerlo en cuenta. Lo que funciona no hace falta cambiarlo.

Además también sería interesante que buscaras esa palabra clave y añadieras tu nombre de marca, con el fin de comprobar, para esa búsqueda, cuál es la URL de tu web que mejor posiciona.

Podría pasar que fueras a escribir sobre algo para lo que, sin saberlo, ya estabas posicionando en alguna otra página o post.

No serías la primera persona a la que le pasa, te lo aseguro.

Si eso que ya está posicionando crees que no es mejor que el nuevo post que vas a escribir tú, pues tira adelante.

Si crees que ya es suficiente, escribe el post y mándate un enlace interno, con el fin de ayudar a ese post o página más antigua a posicionar un poco mejor.

#3 Estructura general – Índice particular

Tienes la idea y más o menos ya sabes cómo vas a plantear el contenido.

Centrándonos en este, ahora te toca pensar en cómo estructurarlo.

¿Vas a abrir y cerrar el post haciendo storytelling? ¿Te vas a hinchar a aportar datos estadísticos? ¿Va a ser un ensayo con una conclusión muy definida al final?

Piénsalo. Dedica unos minutos a planificarlo.

Cuando lo hayas hecho toca pasarte al índice.

¿Sabes lo que son los encabezados H2 y H3?

Piensa en la portada de un periódico. El nombre del periódico sería el H1, que no es otro que el título de tu post.

Los titulares principales de esa portada serían los H2 y si dentro encontráramos titulares menores, estos se corresponderían con los H3.

Los H2 y H3 son conocidos como encabezados, y sirven para jerarquizar los contenidos que escribes. Para el SEO, además, son muy importantes, así que defínelos bien y usa la palabra clave en alguno de ellos cuando te pongas a redactar.

#4 Piensa en el linkado interno

Cuánto pensar, ¿verdad?

Vía Giphy

En realidad este es un trabajo que deberías hacer cuando elaboraras tu calendario editorial, pero como no las tengo todas conmigo de que ya tengas uno voy a poner aquí este punto.

Conectar internamente unos posts y otros mediante enlaces es una forma genial de decirle a Google qué autoridad otorgamos a cada artículo.

Si enlazamos siempre al mismo, lo lógico es que el buscador piense que es de los contenidos más importantes de la web y, por ende, lo posicione mejor.

#5 Busca ejemplos

Si estás explicando algo en plan didáctico, no hay nada como ejemplos reales para apoyar lo enseñado.

Habrá veces que te cueste encontrarlos, pero es una cosa que los lectores agradecen.

Un consejo: si en webs de habla hispana te cuesta hallarlos, prueba con las americanas. Están un escalón por encima de nosotros a nivel de marketing digital y blogging.

Y con esos cinco pasos previos terminamos ese apartado inicial.

Luego, claro está, toca ponerse a redactar el post. Y lo haces a lo grande, que por algo eres un redactor freelance de 10.

6 cosas para hacer DESPUÉS de publicar un post

Cuando terminas el post, lo subes y lo publicas, hasta ahora esperabas a ver cómo funcionaba.

Yo te traigo nuevas tareas, que ya sabes que me encanta ponerte deberes 😉 :

#1 Lee tu post en el móvil

Mira que parece una tontería, ¿eh?

Pero con Gutenberg no te puedes fiar: la interfaz y la forma de maquetar nuestros posts ha cambiado radicalmente y tenemos que asegurarnos.

Nada más publiques, lo primero que tienes que hacer es abrir tu teléfono y leer tu post. Puedes encontrarte con muchas sorpresas, tales como:

  • No quedan márgenes laterales
  • Las fotos no se visualizan en una pantalla tan pequeña
  • El vídeo no encaja de forma responsive
  • No hay distancia suficiente entre botones y párrafos
  • El ancho del contenido es mayor que el de la pantalla, por lo que se genera scroll lateral
  • Las imágenes tienen huecos blancos en sus márgenes

Desde que Gutenberg llegó a nuestras vidas he visto ABSOLUTAMENTE DE TODO… Así que no te fíes, revisa y que no te lo cuenten.

#2 Promociona el post en tus redes sociales

Una obvia que seguro que sí que haces.

Es lo mínimo, el paso obligado: moverlo por tus redes sociales, desde tu perfil profesional.

Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn, Pinterest… Hay muchas.

¿Tienes que promocionarlo con el mismo mensaje en todas y a la misma hora?

Cada red social tiene su propia franja horaria “estrella”; si no sabes cuándo es mejor publicar en una o en otra, busca en Google o trabaja con herramientas de publicación automática tipo Hootsuite o Metricool.

Estas herramientas, más que ayudarte a planificar de forma cómoda (que también), te ofrecen información útil para que sepas cuándo publicar en cada red social.

Y como en todo: publica una vez, dos, tres… Cuando lleves veinte posts y hayas medido el impacto de cada publicación sabrás exactamente cuándo mover tus contenidos y de qué manera en cada canal.

#3 Tu lista, hay que mantenerla al día

Piensa en tu lista como un canal gratuito, que cuesta mucho de criar pero que luego es el que mejor responde.

Es privado entre tus suscriptores y tú, puedes decir lo que quieras y la persona que lee tus correos es porque así lo ha decidido, no porque se lo haya impuesto nadie.

Cuídala.

Alimenta tu lista con los contenidos de tu blog y ve jugando al ver en las tasas de apertura y clics qué tipo de artículos gustan más.

Por cierto, si no tienes lista… ¡ya tardas!

Vía Giphy

#4 Sigue moviéndolo: portales para bloggers

Apuesto a que este paso ya no lo realiza todo el mundo.

No es obligado, pero si quieres visibilidad es una buena forma de mostrarte al mundo.

Hay páginas dedicadas exclusivamente a que las personas cuelguen enlaces para compartirlos con el resto de la comunidad. La más famosa del mundo seguro que te suena: Menéame.

Con los años han ido surgiendo páginas similares, pero creadas para bloggers y marketeros. Algunos ejemplos son MktfanBloguers.net o Marketer top.

En estas plataformas puedes votar artículos, compartir los de los demás, hacer intercambios… ¡Todo granito de arena cuenta!

#5 Revisa tus entradas viejas para enlazar a la nueva

Otra cosa que da pereza y si la de antes no lo hace todo el mundo, esto menos.

Cuando publicas un post estás profundizando en un tema sobre el que no has hablado de forma específica antes, pero seguro que lo has nombrado en algún momento.

¿No ves natural que ahí mismo haya un link apuntando a ese nuevo post?

El truco es tener un índice con todos tus artículos, para que cuando lleves unos años publicando sepas exactamente dónde acudir para realizar este paso y no te tengas que revisar tus posts uno a uno.

¿Qué consigues añadiendo links internos de entradas viejas a la nueva?

Además de proporcionar una mejor experiencia de usuario al lector que llega a una entrada vieja por A o por B, estás mejorando su SEO.

La entrada vieja ya cuenta, solo por ser antigua, con cierta autoridad; si enlazas a nivel interno, este link ayudará a que la nueva URL posicione más rápido.

#6 Manda tu post a indexar a Search Console

Esta ya es de nota.

Search Console es una herramienta de Google que utilizan sobre todo los consultores SEO.

No vamos a entrar a verla con detalle, pero hay algo que sí que te interesa: en la barra superior, una vez tienes seleccionada tu propiedad, puedes pegar la URL que acabas de publicar.

Una vez la pegas y le dices a Search Console que la analice, puedes pedirle que te la indexe.

mandar a indexar a Google Search Console
Manda tu post a indexar a Google Search Console

Cuando das esa orden, Google manda sus arañas a ver no solo ese artículo, sino todo lo que salga enlazado de ahí. Es decir, Google se pasea por tu web y actúa consecuentemente.

Si tienes cierta prisa porque es un post SEO para posicionar y atraer tráfico orgánico, no lo dudes y pídele a Google que te lo indexe.

¿Qué nota has sacado?

Venga, ponte a sumar. Entre las 5 cosas para antes y las 6 de después, el máximo es un 11.

Vía Giphy

¿Habrá alguien que saque un 11?

Menos de 6 es un suspenso… ¡cuidado!

Venga, pásate por comentarios y dime tu nota, sin miedo ninguno.

1 comentario en “Qué hacer tanto antes como después de publicar un post en el blog”

  1. Buenas tardes Javi.

    Tomé nota de todo lo que comentas en el artículo. Y es que tras el medical update nuestra web sufrió un descenso de visita. Continué trabajando y puse en práctica estos consejos (entre otros muchos).

    Funcionó. Hemos vuelto a retomar la buena senda de visitas.

    Muchas gracias por todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.