errores instagram ads

Los 10 pecados capitales que puedes cometer al crear anuncios en Instagram Ads

Al igual que con Facebook Ads, los anuncios de Instagram Ads nos permiten llegar a un público gigantesco para dar a conocer nuestros productos y servicios.

Y con gigantesco me refiero a 1.221 millones de usuarios activos en la actualidad.

En serio… párate a pensarlo 30 segundos. 

Ya quisieran las tiendas y negocios de hace 20 años tener el poder de llegar a tantísima gente a su alcance. 

Encima, sin moverte de casa y sin tener que gastar una millonada en cada campaña.

Hasta aquí todo es muy bonito… pero…

Un gran poder (llegar a tantas personas) conlleva una gran responsabilidad. Y si hacemos campañas en Instagram Ads habrá que hacerlas “en condiciones”.

Nada de chapuzas.

Por eso, en este post quiero contarte exactamente lo que NO debes hacer bajo ninguna circunstancia a la hora de crear tus anuncios en Instagram Ads.

Y sí. En el mundo del marketing digital se consideran pecados capitales, así que… apunta, apunta…

Prohibido el paso a traffickers pecadores.
Vía Giphy.

Los 10 pecados capitales al crear anuncios en Instagram Ads

Sin duda, los errores que voy a mostrar aquí debajo son pecados capitales.

Pero en esta ocasión no son 7, sino 10.

Así que vamos a empezar ya con el primero que se nos hace tarde.

1 – No adaptar las publicaciones a los formatos correctos

¿Cuántas veces has visto un anuncio en Stories cuadrado que no ocupa toda la pantalla? 

Eso a nivel visual es un crimen.

Si la plataforma está optimizada para que uses una imagen 1080×1920 para que tu diseño o vídeo se vea a pantalla completa, usa esa opción.

No vale reciclar la imagen cuadrada o el vídeo cuadrado que usemos en el feed de noticias y tirar millas.

Solo hay que invertir 5 minutos en adaptar los formatos y los resultados se multiplicarán.

Sobre todo a nivel de CTR.

 2 – No uses enlaces en el texto de tus anuncios

Yo cuando veo un enlace en el texto de un anuncio de Instagram Ads.
Vía Giphy.

Volvemos un momento al punto anterior.

Con frecuencia veo en Instagram copys reciclados de la versión de Facebook Ads en los anuncios.

¡Ojo con esto!

Puedes reutilizar el mismo copy sin problemas, pero cuidado con los enlaces del texto.

En Facebook Ads las URLs del copy se pueden clicar, pero en Instagram NO se puede.

Y no hay nada más cutre que el usuario vea un enlace en el texto de nuestro anuncio de Instagram Ads y no pueda clicarlo.

Y no, ya te digo yo que no se va a parar a copiarlo en el navegador para entrar. Por muy corta que sea la URL.

Mi recomendación: sustituye estos enlaces por alguna llamada a la acción del tipo:

👆 En el botón de arriba tienes toda la información.👆

Porque sí, el botón (CTA) en los anuncios de Instagram Ads está arriba del texto. Al contrario que en Facebook Ads que está debajo del texto. Ojo con esto también en tus textos.

3 – Usar vídeos en historias que duren más de 15 segundos

En el universo del copia y pega existe otro error grave.

Pensar que un vídeo que has creado para el feed de noticias sirve también para historias.

ERROR.

Aparte de que seguramente no tenga el formato adecuado como hemos hablado antes, en las Stories solo podemos usar vídeos de 15 segundos y seguramente tu vídeo original dure más.

No queda otra que crear una versión específica del vídeo (con un guion reducido) para esta ubicación.

De lo contrario el usuario verá solo los 15 primeros segundos del anuncio y eso, créeme, puede enfadar mucho a tu público.

4 – No cuidar las imágenes o vídeos del anuncio

Has visto anuncios más feos que la web de Homer y lo sabes. Vía Giphy.

Instagram prima mucho la estética. es decir, las imágenes y vídeos “bonitos”.

De hecho, fue concebida para eso. No es casualidad que sea la red social por excelencia de los influencers.

Por eso, cuando montes anuncios para Instagram Ads ten en cuenta esto y cuida al máximo la parte visual del anuncio.

 5 – No seleccionar bien el objetivo

Al igual que en Facebook Ads, todas las campañas que montemos en Instagram Ads se optimizan para un objetivo concreto.

Esta es la base inicial (los cimientos) de una campaña. Si nos equivocamos al seleccionar el objetivo todo el trabajo posterior irá a la basura.

Piensa qué quieres conseguir y selecciona el objetivo que mejor se adapte a tus necesidades (alcance, tráfico web, conversiones, etc…).

6 – No usar el Píxel de Facebook

El Píxel de Facebook mirando quién entra en tu web. Vía Giphy.

En relación al punto anterior, si el objetivo de tus campañas es conseguir conversiones para medir tus resultados, tienes que tener instalado el Píxel de Facebook en tu web.

Es decir, aunque se llame Píxel de Facebook también mide las conversiones de Instagram Ads.

Ya sabes que todo lo relacionado con Facebook e Instagram se gestiona desde el mismo Administrador de anuncios y este Píxel se comparte en todas las campañas (sean de Facebook o de Instagram).

Todo esto te permitirá leer mucho mejor las métricas de tus campañas y te ayudará a tomar mejores decisiones para optimizar tus anuncios.

Sin los datos del Píxel es casi como si estuviéramos optimizando a ciegas.

7 – No cuidar el copy de tus anuncios

Mucha gente piensa erróneamente que en Instagram Ads los usuarios no leen los textos.

ERROR X2.

Aunque Instagram sea una red social muy visual (como hemos hablado antes), el copy tiene mucho peso en tus anuncios.

Digamos que la imagen o el vídeo es como el “anzuelo” que consigue que un usuario se pare a ver tu anuncio y el copy la “carnaza” que hará que piquen o no. 

Si el usuario empieza a leer y no captas su atención seguirá haciendo scroll hacia abajo y lo perderás para siempre.

Piensa que todo el conjunto tiene que ser coherente y estar dirigido a tu público objetivo para que el engranaje funcione a la perfección.

8– No cumplir las políticas de publicidad de la plataforma

El algoritmo de Facebook cuando revisa tus anuncios. Vía Giphy.

Por muy bonitos que sean los diseños, vídeos y copys… si no cumplimos las políticas publicitarias de Facebook, nada de esto servirá para nada.

Bueno sí. Te servirá para que te bloqueen la cuenta a la primera de cambio y tires varias horas de trabajo a la basura.

Nunca me cansaré de decirlo. Si creas anuncios para tu tienda, negocio o te dedicas a comprar tráfico, las políticas de publicidad de Facebook deberían de ser tu Biblia.

Te las dejo enlazadas por aquí para que te las leas esta tarde con un buen café calentito (que ya ha llegado el frío y apetece).

Políticas de publicidad de Facebook Ads e Instagram Ads.

9 – ¡No ignores los comentarios de tus anuncios!

Cuando publicamos contenido orgánico en nuestras redes sociales estamos pegados a la pantalla para responder cualquier comentario que llegue, pero a la hora de contestar los comentarios de los anuncios la cosa cambia.

De hecho, te sorprendería saber la gente que no sabe que en los anuncios pueden escribir comentarios.

Revísalos a diario y respóndelos. Puedes encontrar preguntas importantes, dudas, algún que otro hater e incluso puede que tengas indicios de que algo técnico va mal, como por ejemplo: «cuando voy a registrarme me sale error en la web».

Si respondes todos los comentarios y subes la interacción en tus anuncios el algoritmo de Instagram Ads te mostrará más y conseguirás bajar un poco el CPM de tus anuncios.

10 – Jamás uses el botón promocionar

Tú intentando no pulsar el botón promocionar. Vía Giphy.

Es atractivo.

Está diseñado por ingenieros de software para que hagas clic.

Es aparentemente sencillo y piensas que puede valer la pena usarlo.

Pero NO.

La opción correcta es HUIR de él.

Por varios motivos, pero el principal es que las campañas que se generan desde ese botón son MUY básicas y te permiten segmentar muy poco. Esto solo beneficia a Facebook e Instagram porque pagarás más por los mismos resultados.

Usa siempre el Administrador de anuncios para crear tus campañas y no dejes que te atrape ese botón tan bonico. Es un lobo disfrazado de cordero.

Evita estos 10 errores a la hora de crear anuncios en Instagram Ads y serás un buen samaritraficker

Ya conoces cuáles son los 10 pecados capitales de Instagram Ads.

Si consigues no caer en ninguno de ellos a partir de ahora te aseguro que tus campañas lo agradecerán. Y tus clientes.

Usa el poder que nos ha “concedido” Zuckerberg para que tu negocio llegue a miles de personas, pero no caigas en la tentación de ser un pecador de la pradera y crees anuncios que nadie quiera ver.

Y ya sabes, si tienes cualquier duda o quieres añadir otro pecado capital a la lista puedes dejarlo en el cajón de comentarios y estaré encantado de contestarte.

Chaooo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.