Página One Page

Página One Page o cómo conseguir una web sencilla, rápida y que atrae clientes

¿Alguna vez has pensado?…

“Es el momento de lanzar mi negocio. Voy a crear una web con un diseño intuitivo, bonito y que muestre todo lo que sé hacer”.

Si ya lo has intentado, puede que te hayas dado cuenta de algo: montar una web desde 0 no es lo más sencillo del mundo.

Tienes que pensar no solo en el diseño, sino también en la usabilidad, la seguridad del sitio web, los enlaces, los tiempos de carga y, por supuesto, el contenido. 

A lo mejor quieres hacerlo por tu cuenta, aprender algunas nociones de diseño web, y eso que te llevas.

O puede que prefieras delegar la tarea para que un profesional te deje una web de toma pan y moja. 

Pero eso no siempre es posible.

Y en los casos en los que el capricho de tener tu parcelita online se complica, hay que encontrar soluciones. 

Una de ellas puede ser una web one page o lo que es lo mismo, una web de una sola página.

No es en ningún caso una página de ventas, un sobre mí o cualquier otra sección de tu web por separado.

La one page es una web que integra todas las secciones típicas de una web más “estándar” pero en una única página.

Y eso es lo que la hace interesante. 

Piénsalo:una forma de tener tu marca representada en el gran universo online y que te puede ahorrar mucho tiempo, ya que solo te tienes que encargar de montar una única página.

Puede que así dicho suene muy bien, pero quiero que conozcas todos los detalles de este tipo de webs y decidas por ti mismo si es la mejor opción para lanzar tu negocio o tu marca personal.

¿Estás listo?

Vía Giphy

¡Comenzamos! Y quédate hasta el final, que trae ejemplos 😉

Un diseño sencillo que atrae clientes

Lo mejor de una one page es que acompaña al usuario a lo largo de toda tu carta de presentación hasta el punto de la conversión.

No hay más enlaces, por lo que puedes estar seguro de que si el contenido es interesante, el lector (o posible cliente) te seguirá hasta el final. 

Pero para activar ese mecanismo de “sígueme que yo te llevo”, debes tener en cuenta 3 cosas.

Las 3 claves de una buena one page

A ver cómo las ves:

#1 El objetivo tiene que estar claro

En una one page es importante priorizar: como es lógico no vas a poder meter la misma información que en una web completa ni puedes marear al lector con muchas llamadas a la acción distintas. Así que toca definir un objetivo principal (o mejor, un único objetivo) y conseguir que tanto la estructura como el contenido se asocien para alcanzarlo.

Si no, puede que el usuario se disperse y no termine de realizar la acción que deseas: inscribirse, comprar, contratar… 

Por eso, asegúrate de que tu one page lo pone fácil

#2 Tiene que haber sensación de limpieza

La información que plasmes en tu one page debe ser la esencial. No es lo más adecuado crear tu web con este diseño si el contenido va a ser igual de largo que el columpio de Heidi. 

Por eso, tienes que hacerte a la idea de que no vas a poder presentar cada apartado con la misma extensión que una web con una navegación tradicional. 

Aquí juega la simplicidad e ir directo a lo esencial.

#3 El contenido es el rey

Siempre tenemos que intentar que el lector lea hasta el final y en una one page no puede ser menos. 

Recuerda que lo último que vamos a encontrar es el formulario de contacto, así que tienes que asegurarte de que el usuario quiera seguir contigo hasta ese punto.

Pero es posible que llegado este momento te estés preguntando:

¿Cómo escribir una one page que lleve a la conversión?

Algunas veces puede resultar todo un reto plasmar toda la información en una única página. 

Pero claro, tratándose de una one page, las típicas secciones de “home”, “servicios”, “sobre mí”, “contacto” tienen que aparecer de una manera u otra. 

Y todo ello, con el objetivo final de que el usuario se interese por ti y realice la acción que deseas.

Así que si no sabes por dónde empezar, presta atención.

#1 La home o en este caso el inicio de tu one page

El comienzo de tu one page tiene que servir como mínimo para situar al lector y atraer su atención. 

Es lo mismo que en una página de inicio tradicional. El usuario tiene que saber nada más aterrizar qué haces o qué tienes de interesante para él.

Ya sabes que dispones de pocos segundos para llamar su atención, así que tira de ingenio con alguna frase que exponga el principal problema de tu cliente, o crea una propuesta de valor que te diferencie de tu competencia

Olvídate del típico “Bienvenido” y di algo de verdadero interés. 

Después, y a modo de introducción, puedes explicarle cómo ayudas a personas que están en su misma situación y presentar los problemas por los que ya sabes que está pasando tu cliente. 

#2 Llámalo servicios o llámalo la solución 

Después de decirle a tu cliente que sabes que tiene un problema y que puedes ayudarle, qué menos que explicarle cómo vas a hacerlo. 

Expón tus servicios y los beneficios de irse contigo. 

No se trata de que menciones todas las características de golpe, sino más bien el resultado y lo que va a obtener tu potencial cliente si decide apostar por ti. 

En este caso, hablar en términos de beneficios pueda resultar la mejor forma de seguir teniendo toda la atención del lector.

#3 Te toca salir a escena con tu sobre mí

Dar las soluciones está bien, pero ponerte cara y conocerte un poquito más, está mejor. 

Vía Giphy

Aunque las relaciones en el mundo online no son de dar la mano, siempre podemos ponernos cara. 

No eres un fantasma y tu cliente no tiene que encender una vela para conectar contigo. Así que aprovecha esta sección de tu one page para hablar un poco sobre ti: cuenta tu historia y por qué te gusta hacer lo que haces. 

Recuerda que en este punto nos estamos acercando a la conversión y es una buena idea aprovechar y empezar a generar confianza.

#4 La prueba social, el remate perfecto

Después de hablar sobre ti, puedes dar a conocer las opiniones que tienen otros profesionales y clientes sobre tu trabajo. 

La prueba social siempre es una buena forma de seguir dando autoridad y generar confianza.

Los testimonios o logos de clientes ayudan a dar ese remate final a tu one page y terminar de convencer a tu potencial cliente de que eres lo que está buscando. 

#5 Lo que no puede faltar: la toma de contacto

El famoso CTA de nuestra one page representa esa sección de “contacto” que existe en todas las páginas de navegación tradicional. 

Recuerda siempre que si no invitas al usuario a realizar una acción, es probable que más de un cliente potencial se escape de tu sitio web y no termine de ponerse en contacto contigo. 

Por eso, asegúrate de montar un buen formulario que sea apetecible y que invite al usuario a mover ficha.

Ahora ya sabes qué elementos deben aparecer en tu one page y cómo estructurar la información. 

Pero puede que llegados a este punto te estés preguntando si la one page resulta siempre la mejor opción. 

Ya sabes la respuesta universal: depende.

¿En qué casos es mejor acudir a la one page?

Si lo que quieres es una buena carta de presentación que resuma tus servicios y tus cualidades, la one page es la gran aliada.

Su formato presenta el contenido de forma amena, directa y puede ser más atractiva para que un cliente conozca rápidamente todas tus virtudes. 

Por eso, los mejores casos para aprovechar una one page son:

Proyectos para promocionar pocos servicios

En los casos en los que ofreces no más de 2 o 3 servicios relacionados, la one page te resultará muy cómoda.

Además es una buena manera de lanzar tu marca personal y dar el salto al online para que te conozcan y tengas un lugar al que dirigir tus visitas. 

Recuerda que no puedes extenderte mucho. Y si eres una empresa grande con un amplio abanico de servicios diferenciados o complejos puede que te resulte más práctico crear una web con páginas igualmente diferenciadas. 

Páginas provisionales

Si quieres ahorrar tiempo y crear una página con la que ir tirando, también puedes hacer uso de la one page. 

Es muy útil en los casos en los que quieres seguir atrayendo tráfico mientras trabajas en una página con todas las secciones o mientras haces cambios en tu negocio que luego se reflejarán en la web.

Además también puedes recurrir a ella en momentos puntuales, por ejemplo para promocionar un evento o el lanzamiento de un nuevo producto o servicio.

Siempre hablamos de la one page con el formato tradicional de “home”, “servicios”, “sobre mí” y “contacto”, pero también puedes otorgar otro menú interactivo a esta página y adaptarla en función de los datos que quieras ofrecer. 

Eso sí, recuerda siempre seguir una estructura lineal que acompañe al lector y le den ganas de seguir leyendo. 

Fundamental.

Página para sectores más visuales

Existen muchos sectores en los que las imágenes suponen un gran apoyo. 

Sectores como la fotografía, la arquitectura, el diseño, en donde los servicios están muy ligados entre sí, pueden encontrar en la one page una herramienta muy útil, fácil y rápida de darse a conocer.

¿Eso significa que la one page es siempre la mejor opción?

Ya conoces las ventajas y los tipos de proyectos en los que la one page encaja como anillo al dedo. 

Pero es cierto que no es la solución perfecta para cada caso

Si no, todas las páginas de Internet seguirían este diseño. 😉

Si bien la one page no deja de ser una forma muy útil de hacer la aparición en el mundo online, no siempre se adapta bien a todos los modelos de negocio. 

Estos son algunos casos:

Empresas que ofrecen una gran variedad de servicios

Si se trata de una empresa que tiene servicios muy diferenciados, una one page puede resultar un límite más que una ayuda. 

Sobre todo si cada servicio tiene apartados técnicos, conceptos complejos que deben ser explicados o un público muy diferente. 

Recuerda que no podemos hablar igual a todos nuestros clientes si sus necesidades son muy distintas.

Negocios que quieren priorizar el posicionamiento orgánico

Las cosas como son: una única página no posiciona igual de bien que una web con diferentes enlaces, palabras claves y más opciones de optimización. 

En una one page el contenido se reduce para ir lo más al grano posible. Es por eso que posicionar varias palabras clave puede resultar más complicado

La optimización SEO en este caso se concentra en una keyword principal y se refuerza con keywords secundarias. 

En un diseño web tradicional hay más campo abierto. 

3 ejemplos que lo resumen todo

¿Ya sabes qué es y qué no es una one page?

No te preocupes, aquí van tres casos para que termines de verlo claro.

El primero es esta tienda de mobiliario, Cúbica Muebles.

One Page Cúbica
One page Cúbica Muebles

Como ves, sigue el orden típico de una navegación tradicional con la sección de “inicio”, “servicios”, “sobre mí”, “contacto” y otras que le permiten organizar toda su información. 

Nada más aterrizar en el sitio web, no podemos decir si se trata de una one page o si a través de cada enlace llegaríamos a páginas diferentes. 

Pero una vez pinchamos en alguna sección del menú, lo que vemos es un efecto scroll que nos lleva a la sección correspondiente.

Hay continuidad y el lector siempre sabe en qué punto de la página se encuentra.

El menú no es un sinsentido y todo el contenido está organizado para acompañar al usuario hasta el punto final que es el formulario de contacto.

Servicios Cúbica Muebles
Servicios en one page de Cúbica Muebles

Si te fijas, lejos de detallar cada uno de sus servicios por separado mediante características, presentan los beneficios y todo lo que son capaces de hacer.

Parece mentira que con una frase sepas exactamente qué vas a contratar, ¿verdad?

Es un buen ejemplo de cómo abordar los servicios de tu página si te preocupa no poder decirlo todo. 

El siguiente ejemplo es la one page de Paula Rodrigo, de nuestra propia escuela:

One Page Paula Rodrigo
One Page de Paula Rodrigo

Lo mejor de esta one page es la forma en la que aborda el contenido. 

Si te fijas, no hay menú porque no hace falta. 

Primero, porque la página no es muy extensa y segundo porque cada palabra invita a leer la siguiente

La continuidad te la da el texto siguiendo la estructura típica y presenta toda la información de forma lógica:

  1. Llama la atención y sitúa al lector.
  2. Aborda los problemas.
  3. Presenta la solución con sus servicios.
  4. Da paso al sobre mí y a generar confianza. 
  5. Termina con un formulario de contacto. 

Y todo ello con secciones que no superan la altura de la página porque la información va directa a lo esencial y no se extiende demasiado con el contenido.

Secciones One Page Paula Rodrigo
Secciones de la One Page de Paula Rodrigo

Una buena prueba de que un diseño sencillo, un contenido atractivo e ir directo al grano son más que suficientes para atraer clientes

Pero eso sí, aunque ya hemos dicho que el objetivo de la one page es claro: obtener la conversión. Eso no significa que no debas abordar la sección de contacto con el detalle que se merece. 

Si volvemos al ejemplo anterior, verás que esta sección no se limita a un “Llámanos”.

Es cierto, la sección de contacto es el CTA final pero no deja de ser el mejor lugar para seguir ofreciendo información útil al usuario. 

Sección Contacto One Page Cubica
Sección Contacto en la One Page de Cúbica Muebles

Al tratarse de una tienda física como Cúbica, hay que añadir la ubicación y poner los datos.

O como en el caso de Paula, podemos incluso ir más allá y pedirle al usuario todo lo necesario. 

Sección Contacto One Page Paula Rodrigo
Sección de Contacto en la One Page de Paula Rodrigo

Y finalmente, el último ejemplo: una one page provisional. 

Ya sabes que puede resultar un salvavidas si tienes prisa o si quieres lanzar tu marca personal pero no tienes tiempo de montar tu web.

La página de Elena Vispo, también de la escuela, tiene su web en mantenimiento. 

Y mientras termina de tenerla a punto, ha creado una one page con la que seguir trayendo clientes:

One Page de Lean Copywriter Elena Vispo
One Page de Lean Copywriter

Si todavía tienes dudas sobre si una one page no es capaz de captar clientes tanto como una web tradicional, la respuesta no está tanto en el diseño sino en el contenido

Y ya sea que decidas crear una one page o decidas tener una página web con una navegación típica, debes asegurarte siempre de seguir la estructura y conseguir que el contenido permita cumplir el objetivo que quieres. 

Final de la one page de lean copywriter
Final de la one page de Lean Copywriter

¿Y tú? ¿Estás pensando en lanzar la web de tu negocio o tu marca personal?

Ya no tienes más excusas para dejar a un lado esa página con la que lanzarte al mundo online.

Solo necesitas pensar bien el contenido y con un diseño sencillo puedes empezar a captar clientes. 

Pero si todavía tienes dudas o crees que una one page no es lo que necesitas, deja un comentario y charlamos sobre ello. 😉

[GRATIS] Convierte más visitas en clientes aplicando el copywriting a las páginas de tu web

Copy x Start es el único curso online 100% gratuito que te enseña a escribir los textos de tu web con tres clases en vídeo.

2 comentarios en “Página One Page o cómo conseguir una web sencilla, rápida y que atrae clientes”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.